886 312 978      717 716 537

Depresión y ansiedad

¿Te sientes desbordado, desanimado, con la sensación constante de que te falta el aire y cuesta respirar? ¿Atraviesas por un momento complicado de tu vida en el que sientes que tienes que gestionar demasiados acontecimientos a la vez y no sabes por dónde empezar? ¿Te encuentras tan triste que hasta llegas a pensar que la vida no tiene sentido? ¿Tienes la sensación de estar “perdiendo la razón”?

Ansiedad

Los trastornos afectivos, muy especialmente la depresión (en cualquiera de sus variantes) y la ansiedad, son los cuadros clínicos del ámbito de la Salud Mental que más tratamos en nuestras consultas.

En los tiempos que corren son pocas las personas que no han vivido de cerca este tipo de entidades, ya sea en carnes propias o en algún ser querido; prueba de que se trata de entidades cada vez más habituales es que fármacos como los antidepresivos o los ansiolíticos constan entre los más recetados de la última década.

Dispongo de una amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de:

  • Trastorno bipolar

  • Depresión

  • Distimia

  • Trastornos por ansiedad

  • Fobias

  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

  • Reacciones de estrés grave

  • Trastornos adaptativos

  • Trastornos disociativos / conversivos

  • Trastornos somatomorfos

  • Trastorno de despersonalización - desrealización


¿Cómo me gusta abordar de estas patologías?

Soy de las profesionales que consideran que no siempre es imprescindible recurrir a los tratamientos farmacológicos, especialmente si estamos ante un cuadro leve de depresión y ansiedad.

Mis pacientes saben que soy partidaria de adaptar el abordaje terapéutico a las necesidades de la persona que acude a mí solicitando ayuda, que me gusta escuchar atentamente su problema y profundizar en su enigma, en aquello que le hace encontrarse mal. Mi misión es solventar su dolencia preferiblemente de una forma persistente. Y para ello, además de los tratamientos farmacológicos, suelo apoyarme en técnicas psicoterapéuticas de tipo breve.

Me gustan los tratamientos individualizados, resolver los problemas de las personas que acuden a mí para intentar aliviar sus síntomas. Asimismo, me gusta el trabajo en equipo y la colaboración con otros profesionales de la Salud Mental, siempre que sea necesario o que me lo pida mi paciente.